A casa das linguas

Mito 4: “Estudiamos para la vida y no para la escuela”

“Estudiamos para aprender y crecer como personas, no para el colegio”. Seguro que has escuchado esta frase muchas veces e incluso se la has dicho a tus hijos, si los tienes. Aprender para la vida es lo ideal pero, desafortunadamente, la realidad es otra.

Si analizamos los contenidos de los planes de estudios y cómo se transmiten llegamos a una conclusión opuesta; se estudia únicamente para tener éxito en el colegio.

¿Por qué se estudia solo para el éxito en la escuela?

Porque el sistema se basa en darle al alumnado una cantidad inaudita de información para memorizar y el alumnado es incapaz de digerirla correctamente. No hay tiempo para asimilar los conocimientos porque el plan de estudios es muy denso. Después de un examen en el cual se mide el grado de memorización de un tema por parte de los alumnos, llega el siguiente tema y así sucesivamente.

No suele haber coordinación entre las distintas materias para que, por ejemplo, se estudie la literatura, el arte y la historia de una misma época a la vez. Esto es algo fundamental para llegar a entender bien los contextos y analizar los acontecimientos históricos desde diferentes ángulos.

Con este sistema la información no tiene posibilidad de almacenarse en la memoria a largo plazo, que es ahí adonde tiene que llegar para decir que hemos aprendido algo. Tal como está planteado hoy el aprendizaje, los conocimientos sólo se almacenan brevemente en la memoria a corto plazo del alumnado para que puedan reproducir lo estudiado en el examen y luego olvidarse de todo.

Aprender para convertirse en “fotocopiadoras”

Esta exigencia convierte al alumnado prácticamente en fotocopiadoras y llega a tal extremo que muchos profesores/as premian con mejores notas a los alumno/as que reproducen ¡al pie de la letra! lo que está en el libro o en los apuntes de clase.

Esto puede hacer incluso que el alumnado en sus trabajos futuros considere el plagio como algo normal…pues al fin y al cabo, es lo que ha estado haciendo durante toda su vida escolar en los exámenes.

Por mi experiencia como profesor sé lo difícil que es reeducar al alumnado para que aprenda a entender lo leído y a expresarlo luego con sus propias palabras. Esto es algo que exige mucha práctica y les resulta difícil, ya que siempre ha sido sancionado.

Así que, lamentablemente, tenemos que constatar que nuestro sistema escolar no tiene como finalidad que nuestros/as niños/as aprendan para la vida sino sólo para tener éxito dentro de ese sistema. Lo cual nos lleva a otra conclusión: Va a tener más éxito un/a alumno/a que sea una buena “fotocopiadora” que un/a alumno/a ingenioso/a.

¿Cuántos genios se nos escaparán cada año o fracasarán en un sistema escolar porque no quieren limitarse a ser “fotocopiadoras”? Me temo que muchos.

Si tú tampoco estás conforme con este sistema de enseñanza que sepas que hay métodos diferentes, basados en el aprendizaje útil y no en la memorización vacía y sistemática. Si estás pensando en aprender idiomas con un método práctico y útil para tu vida y tu futuro, A Casa das Linguas es la academia que necesitas. Pregúntanos lo que quieras y te asesoramos.

Contáctanos por whatsapp
es_ES